El 74% de las empresas quieren invertir en la impresión 3D este año

impresoras-3d-tendencias

Las impresoras 3D permiten una gran variedad de usos, ya que se pueden crear muchas piezas u objetos diferentes, que se pueden utilizar en todo tipo de ámbitos profesionales o personales. Por ejemplo, en 2020, un año marcado por la pandemia Covid-19, la impresión 3D tuvo un papel importante en el sector médico, ya que el virus generó una necesidad de material sanitario extra y en tiempo récord.

Impresoras 3D, tendencias en el mercado

La fabricación aditiva todavía no ha llegado a sustituir los procesos de fabricación tradicionales. Sin embargo, el desarrollo de la fabricación 3D está haciendo que muchas empresas utilicen estos procesos, ya sea para sustituir métodos tradicionales o para complementarlos.

Según el reciente estudio* de la subsidiaria de Stratasys, MakerBot, realizado a más de 1.200 profesionales alrededor del mundo de más de 20 industrias, el 74% de los encuestados planean invertir en impresión 3D en este año 2021, y el 50% tiene intención de gastar hasta 100.000$ en esta tecnología.

El Informe revela que la principal razón para adquirir estas impresoras es la personalización, ya que los encuestados querían tener la posibilidad de crear piezas de producción personalizadas de bajo a medio volumen (68%) e imprimir geometrías complejas (57%). Sin embargo, la impresión 3D sigue desempeñando un papel mucho más importante en las fases de investigación y diseño. El modelado de conceptos (70%), los prototipos funcionales (66%) y la investigación y desarrollo (44%) fueron las principales aplicaciones para los encuestados.

Aunque existe una variedad de tecnologías de impresión 3D, la FDM sigue siendo la más utilizada. Los encuestados esperan que la tecnología, los materiales y las aplicaciones se desarrollen en los próximos 3-5 años. El 61% tiene expectativas de que surjan más materiales, mientras que el 58% espera que con el tiempo esta tecnología resulte más económica.

Ventajas de la impresión 3D

La tecnología aditiva permite innovar y ampliar fronteras, y los materiales disponibles para su uso están incrementando. Algunos ejemplos son los termoplásticos o los materiales compuestos que compiten con el metal, como la fibra de carbono; o los polímeros de alto rendimiento, muy apropiados en el sector sanitario por sus propiedades biocompatibles.

Además, la tecnología de impresión 3D se caracteriza por estar comprometida con el medio ambiente, por varias razones. Los procesos de fabricación aditiva utilizan sólo el material necesario, mientras que la fabricación sustractiva extrae la pieza por corte o deformación de un trozo de material y se producen deshechos. La posibilidad de cambios en el diseño de las piezas consigue en muchos casos ahorrar en material de fabricación, lo que corresponde a un menor peso y así tiene menos impacto en la huella de carbono de su transporte. También permite usar materiales biodegradables que no dañan el medio ambiente, como el PLA, derivado del maíz.

La calidad de impresión y el rendimiento de la impresora, así como la posibilidad de gestionar los costes de producción, son los factores principales a la hora de elegir una impresora 3D. En Sistemas Digitales contamos con una amplia gama de opciones en el sector de la impresión. Contacta con nosotros y obtén toda la información que necesites.

* El estudio fue realizado en agosto de 2020. Para ver el informe completo, entra aquí.

Máxima calidad al mejor precio

Conoce a Sistemas Digitales