Los principales tipos de impresora 3D y cómo funcionan

tipos-impresora-3d

Una impresora 3D es capaz de imprimir objetos con volumen (ancho, alto y largo) a través de un diseño hecho en ordenador. Del mismo modo que una impresora corriente pasa documentos electrónicos a documentos físicos, una impresora 3D convierte un modelo 3D virtual, que tenemos en el ordenador, a uno real. Te explicamos, a grandes rasgos, cómo funcionan estas impresoras y qué tipos hay.

Cómo funciona una impresora 3D

Las impresoras 3D consiguen crear un objeto con sus 3 dimensiones a partir de lo que se conoce como proceso aditivo, que consiste en ir construyendo capas sucesivamente hasta obtener el boceto virtual.

Para conseguir el objeto deseado, primero se dibuja en una hoja de papel. Después, con un programa de CAD, diseñamos ese objeto en nuestro ordenador. Por último, separamos ese objeto en capas para ir imprimiendo capa por capa en la impresora en 3 dimensiones.

Tipos de impresora 3D

Aunque todas utilizan el proceso aditivo, existen diferentes tipos de impresora 3D, en función de la tecnología que usan para imprimir.

  1. Por láser Estereolitografía (SLA): Fue la primera técnica en utilizarse. Se aplica luz ultravioleta a una resina líquida sensible a la luz, contenida en un cubo, y esta luz va solidificando cada capa de la resina. Con este método se consiguen piezas de altísima calidad, aunque se desperdicia cierta cantidad de material en función del soporte que sea necesario fabricar.
  2. Por láser de Sinterización Selectiva (SLS): Tiene similitudes con la SLA, pero esta además permite utilizar un gran número de materiales en polvo (cerámica, cristal, nylon, poliestireno, etc.). El láser impacta en el polvo, funde el material y se solidifica. El material que no se utiliza se almacena en el mismo lugar donde inició la impresión, por lo que no se desperdicia nada.
  3. Por Inyección: Este es el sistema más parecido a una impresora habitual (de tinta en folio), pero en vez de inyectar gotas de tinta en el papel, inyectan capas de fotopolímero líquido que se pueden curar en la bandeja de construcción.
  4. Por Deposición de Material Fundido (FDM): Este es el tipo de impresora 3D más utilizado. Usa un método de adición de polímeros (plásticos) que permite conseguir piezas utilizando plástico ABS (como el de los juguetes Lego) o bien PLA (un polímero biodegradable que se produce desde un material orgánico). Lo que hace es ir fundiendo un filamento (hilo) de polímero y depositando capa sobre capa el material fundido hasta crear el objeto sólido. Las impresoras que emplean esta técnica tienen un coste menor y son las más utilizadas en el ámbito educativo.

Esperamos que esta información te haya sido de utilidad y haya resuelto posibles dudas. En Sistemas Digitales contamos con una amplia gama y todas las novedades del sector de la impresión. Contacta con nosotros y obtén toda la información que necesites.

Máxima calidad al mejor precio

Conoce a Sistemas Digitales